El baby-led weaning, o alimentación complementaria a demanda, es una técnica de destete cada vez más utilizada por las mamás. Que buscan respetar los tiempos marcados por el propio bebé en su alimentación, para evitar la aparición de rechazo a ciertos sabores y texturas.

Consiste en la introducción de alimentos sólidos en la dieta del bebé, con el fin de poder comer con sus propias manos. De forma completamente autónoma.

Beneficios del baby-led weaning

Seguir el método de la alimentación complementaria a demanda es muy beneficioso tanto para la madre como para el bebé.

  1. Tolerancia a los sabores: Que tu bebé elija los alimentos origina un menor rechazo a ciertos sabores o texturas. Mejorando su tolerancia a otros alimentos sólidos y logrando una dieta más variada.
  2. Come cuando le apetece: Al no tenerse que ver obligado a comer por los padres, el bebé es capaz de decidir cuando se siente saciado y cuando tiene apetito. Es independiente para comer o dejar de comer.
  3. Dieta saludable: Al seguir una alimentación saludable a base de productos enteros y, sobre todo, frescos se evita el uso de productos procesados o envasados. Lo que repercute positivamente en la salud del bebé.
  4. Mejora la coordinación ojo-mano: Al comer independientemente, el bebé aprende a utilizar sus extremidades consiguiendo llevar la comida desde su mano hasta su boca y masticar los alimentos. Poniendo la base para unos hábitos alimenticios saludables.

Regla 90/10 de la alimentación

No existe un consenso absoluto sobre qué es baby-led weaning: si se puede combinar con la lactancia materna o si se pueden añadir elementos adicionales como las pre-cucharas. Pero aquellas que adoptan el proceso BLW estarán de acuerdo en que el destete dirigido por el propio bebé es una excelente alternativa a los purés y las papillas.

El baby-led weaning es un término acuñado por el Dr. Gil Rapley, aunque en la práctica puede considerarse anticuado. La experta en nutrición infantil, Katie Ferraro, afirma que es casi imposible alimentar de forma incorrecta a un bebé. Simplemente hay que fijarse en cómo reacciona a los alimentos y conseguir que se sienta bien desde un punto de seguridad y nutrición.

Existen muchas variantes sobre BLW que se pueden utilizar. Desde comenzar con la misma alimentación que el resto de la familia, empezar con alimentos cocidos o combinar alimentos sólidos con purés para hacer una transición suave.

Está claro que el sistema ideal de baby-led weaning es la regla 90/10. El 90% de la alimentación del bebé es autorregulada, mientras el 10% restante se realiza con puré acompañado de cuchara o pre-cuchara.

¿Son las cucharas compatibles con la alimentación autorregulada?

Existen opiniones que reflejan que la alimentación con purés y cucharas se acerca más al método tradicional que al BLW. Sin embargo, no lo es. El método tradicional es la alimentación a base de purés y papilla. Mientras que este método de alimentación autorregulada combina comida sólida con purés.

Para que el baby-led weaning funcione con cucharas hay que cargar la pre-cuchara con puré y dejar que sea el bebé el que se sirva de este instrumento para comer.

El método ideal es comenzar con un puré fino, pasar hacia un puré más grueso hasta finalizar con un puré con grumos para que el bebé tenga una deglución totalmente segura.

La diferencia con el destete tradicional es que la mayoría de madres que alimentan con cuchara no dejan a sus hijos autogestionarse la comida y siguen una dieta a base de purés durante meses. Lo que desconocen es que los bebés están capacitados para empezar a comer sólidos a partir de los 6 meses de edad.

Poner la cuchara en la mano del bebé y dejar que sea capaz de mover sus manos para acercar la comida a la boca, en vez de ser la madre quien le alimente, es una forma común de incorporar las pre-cucharas a la rutina de la autoalimentación.

Seleccionar una pre-cuchara para bebés

Elegir un producto adaptado a los bebés es muy importante para que la adaptación a estos utensilios sea totalmente satisfactoria. No hay que olvidar que las cucharas tradicionales son pesadas y demasiado profundas. Sin olvidar que los materiales pueden no ser los más adecuados.

Una de las cucharas para bebés más valoradas por los expertos son las precucharas Grey/Green y las precucharas blue/orange de NumNum.

Este set compuesto por 2 precucharas es ideal para aprender a utilizar esta herramienta. La cuchara para la etapa 1 sirve para que tu bebé aprenda a llevarse la comida de la cuchara a la boca. Mientras que sus texturas elevadas calman sus encías doloridas.

Una vez aprendido el movimiento, la cuchara de la etapa 2 permite cargar con mayor alimento cada cucharada para una mejor alimentación.

Como conclusión, queremos poner en valor la importancia que tienen las pre-cucharas en el método baby-led weaning. Un utensilio totalmente compatible con el destete que además mejor la coordinación ojo-manos.

No subestimes la capacidad y el deseo de tu bebé por alimentarse a sí mismo. Tú sólo tienes que guiarle y apoyarle para que el sea capaz de conseguirlo solo.

¡Te sorprenderá con lo que es capaz de hacer!

Author sara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *